Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Plasma Rico en Plaquetas, un aliado en el tratamiento de las úlceras

El plasma rico en plaquetas favorece la cicatrización de las úlcerasLas úlceras de cualquier tipo en miembros inferiores son un reto diagnóstico y terapéutico que debe abordarse con todas las herramientas disponibles a fin de lograr la curación; si bien es cierto que lo más importante para lograr cicatrizar una úlcera es conocer su causa y revertirla también es importante considerar que el tratamiento de una úlcera implica tratar una herida crónica y como tal el tejido ha perdido su capacidd intrínseca de regenerarse y cicatrizar, esto en muchos casos es lo que hace persistir las úlceras una vez que se ha controlado la diabetes o se han tratado las várices que la producen.

En las úlceras de las piernas, como en toda herida crónica, las células han perdido su capacidad de proliferación ordenada para curar la herida, esto se debe a múltiples factores siendo uno de los principales el tiempo, es decir, a mayor tiempo de evolución menor capacidad de regeneración del tejido de manera que para lograr que una úlcera cure es fundamental restablecer las condiciones fisiológicas adecuadas que favorezcan la regeneración del tejido y por lo tanto la cicatrización de la úlcera.

El tratamiento parte del control de la causa (diabetes, ateroesclerosis, várices, etc) para luego enfocarse en el tratamiento local; para ello debe generarse un micrombiente en la superficie de la úlcera que brinde a las céulas la cantidad de humedad, calor y nutrientes suficientes como para permitir tanto la proliferación celular como el depósito de la matriz colágena que le da sustento a la piel; esto se logra con un arsenal de apósitos, cremas y vendajes que deben aplicarse de acuerdo a las necesidades especiales de cada paciente.

Lograr un microambiente adecuado garantiza que se va a curar la úlcera sin embargo se trata de un proceso lento y a veces doloroso ya que las células están "adormecidas" y tardan en responder y sanar la herida; cuando esto ocurre es necesario emplear técnicas que activen la replicación celular y le den energía a todas las líneas de células involucradas para acelerar el proceso, y es en este punto donde cobra importancia el Plasma Rico en Plaquetas o PRP.

Al colocar PRP en una úlcera se activan una serie de señales químicas que estimulan la replicación celular y aceleran el proceso de cicatrización de la herida; se trata de un catalizador natural del proceso de cicatrización y lo maravilloso del método es que se obtiene de la sangre del propio paciente.

En condiciones normales cuando hay una herida se liberan múltiples factores de crecimiento en el torrente sanguíneo que a través de señales bioquímicas estimulan la cicatrización de la lesión; cuando se trata de heridas agudas este proceso funciona perfectamente pero en el contexto de una herida crónica la concentración de factores de crecimiento circulantes no es suficiente como para lograr su efecto biológico; para solventar esta situación el equipo médico dispone de la técnica de Plasma Rico en Plaquetas donde se toma una muestra de sangre del paciente la cual es procesada de manera especial en el laboratorio (un procedimiento técnico algo largo y complejo que escapa al objetivo de este artículo) hasta obtener una fracción de plasma con una concentración de plaquetas diez o doce veces superior al plasma regular.

Las plaquetas son responsables de la liberación de gran cantidad de factores de crecimiento (Factor de Crecimiento Plaquetario) por lo que al ser concentrados en un volumen pequeño de líquido (plasma) y luego activadas se obtiene un líquido con una concentración de factores de crecimiento que supera varias veces la concentración en sangre.

Una vez que se ha preparado el PRP se procede a la colocación en la herida, esto se puede hacer mediante la inyección directa en el lecho de la úlcera (un procedimiento doloroso que debe realizarse bajo sedación) o a través de la preparación de un coágulo que se coloca en la superficie a manera de apósito biológico; en ambos casos el PRP aportará una cantidad de factores de crecimiento tal que será capaz de sacar a las células de su "letargo" promoviendo la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos) y la replicación celular que a la postre serán las responsables de la cicatración de la úlcera en la pierna.

El uso de Plasma Rico en Plaquetas para el tratamiento de las úlceras reduce el tiempo de curación de meses a semana, disminuye la necesidad de limpiezas quirúrgicas y complementa el efecto de los medios locales de tratamiento (cremas, apósitos, etc) convirtiendo a esta técnica en una aliado invaluable en el tratamiento de las úlceras varicosas, diabéticas y de cualquier otra causa.

10/07/2015

Artículo Original

Ver más noticias