Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Causas de las várices

Las várices son debidas a factores genéticos, medio ambientales y constitucionales
Las várices en todas su formas desde arañas vasculares hasta grandes troncos venosos incompentes y úlceras venosas son una de las enfermedades más frecuentes en la consulta de medicina en general y de cirugía vascular en particular, con una prevalencia que llega a alcanzar en algunas zonas hasta el 40% de la población las várices son una patología común y en muchos casos difícil de tratar representando un reto tanto para el paciente como para el médico ... ¿qué causa las várices?, ¿por qué son tan frecuentes?

La respuesta a estas preguntas no es fácil y es necesario ir atrás en nuestra evolución más de 20.000 años para poder encontrar respuestas; el primer factor de riesgo es la bipedestación; el 99% de las especies de mamíferos se mueven sobre cuatro puntos de apoyo (4 patas) lo que implica que el sistema circulatorio en general se fraccina en cuatro columnas hidrostáticas; evolutivamente es un sistema muy bien desarrollado y efectivo pero en el momento que el hombre pasó de bípedo a cuadrúpedo puso el sistema a prueba, ahora ya no son cuatro sino dos columnas hidrostáticas y además son más largas, las venas de los miembros inferiores tuvieron que adaptarse en un período relativamente corto de tiempo (evolutivamente hablando) a nuevas condiciones hemodinámicas, en general el proceso fue satisfactorio pero en algunos casos insuficientes y allí aparecen por primera vez en la historia las várices.

En términos sencillos una várice es la dilatación permanente y anormal de un segmento venoso, esta dilatación está asociada a un aumento de la presión venosa (presión hidrostática dentro de la vena) lo cual conlleva a un fallo estructura (daño de la válvula) asociado a anormalidades hemodinámicas cuyo resultado final es el desarrollo de venas varicosas en los miembros inferiores sin embargo no todo el mundo tiene várices entonces ¿por qué no desarrollan venas varicosas en todas las personas?

Aquí es donde entran en juego multitud de factores intrínsecos y extrínsecos de cada individuo, uno de estos factores es el genético, si bien no es absoluto existe cierta tendencia familiar a desarrollar várices, esto tiene que ver con la arquitectura venosa, tipo de colágeno y elasticidad de la pared venosa, en ciertos grupos de individuos las paredes venosas son más laxas (elásticas) lo cual hace que respondan con menos eficiencia a los cambios de presión aumentando así el riesgo de sufrir enfermedades de las venas; siendo una característica determinada genéticamente es poco lo que se puede hacer por modificarla pero ayuda a identificar población en riesgo.

Otra de las causas de las várices es el sobrepeso (así como la obesidad), los pacientes con aumento de la masa corporal a expensas de tejido graso por encima del peso ideal tienen un aumento de la presión intraabdominal secundario a la compresión del peso extra de la pared abdominal, esta presión se transmite directamente al sistema venoso haciendo que las venas deban subir la sangre desde las piernas hasta el abdomen luchando no sólo contra la gravedad sino también contra el aumento de la presión de la columna hidrostática, así los pacientes con obesidad o sobrepeso están en mayor riesgo de sufrir enfermedades venosas.

Asociado al sobrepeso está el sedentarismo, una vidad poco activa hace no sólo que la gente aumente de peso sino que además predispone a la disminución de la masa muscular en general, esto es particularmente importante en los músculos de la pantorrilla dado que son los que impulsan la sangre hacia el corazón al contraerse, cuando los músculos de la pantorrilla pierden fuerza y masa muscular la bomba venosa deja de trabajar y comienzan a desarrollarse várices.

Además de los factores físicos previamente mencionados existen también factores químicos, los más comunes son el tabaquismo y el uso de hormonas anticonceptivas (anticonceptivos orales, inyecciones, implantes); en ambos casos se desarrollan elementos químiicos que disminuyen el tono venoso (hace que las venas sean más elásticas) lo cual favorece la aparición de arañas vasculares, várices reticulares e incluso enfermedad de grandes troncos venosos.

En la mayoría de los casos es difícil identificar un factor de riesgo único en un paciente determinado, en general es una combinación de dos o más factores de riesgo la condicionante de la presencia de várices siendo muy díficil determinar en que porcentaje contribuyó cada factor de riesgo sin embargo teniendo esto en consideración es posible tomar ciertas medidas preventivas que ayudarán a prevenir, o al menos retardarán, el desarrollo de venas varicosas.

Sobre el factor hereditario (genético) no hay mucho que se pueda hacer pero si:

- Se mantiene un peso adecuado
- Se realiza ejercicio aeróbico regularmente (caminata, spinning, bicicleta, natación)
- Se evita el tabaquismo
- Se reduce al mínimo posible el uso de anticonceptivos hormonales
- Se adopta una estilo de vida más saludable

Es muy posible que el desarrollo de enfermedades venosas de miembros inferiores se evite en gran medida o al menos se retarde mucho el tiempo de desarrollo lo cual favorece el tratamiento y la evolución satisfactoria después de la aplicación de los medios terapéuticos seleccionados.

06-06-2014

Artículo Original

Ver más noticias