Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Pastillas para las várices, ayudan o no

Pastillas para mejorar la circulación en piernas con várices
A diario se pueden ver y oir por múltiples medios (radio, tv, pancartas) publicidad sobre medicamentos para mejorar los síntomas de las várices y la insuficiencia venosa; muchas personas con este padecimiento al enterarse por la propaganda de las "bondades" de estos medicamentos acuden a la farmacia para comprarlos y usarlos dado que en la mayoría de los países se venden sin receta médica pero .. ¿de verdad son efectivas las pastillas para las várices?

No existe una respuesta absoluta y completa a esta pregunta dado que si bien los flebotónicos (categoría en la que se agrupan todos los medicamentos para la insuficiencia venosa) funcionan adecuadamente en algunos casos en otros no son suficientes para solventar químicamente un problema mecánico como son las várices, por otra parte el empleo por tiempo prolongado de estos medicamentos sin supervisión médica puede generar problemas y complicaciones mayores para los pacientes.

En general los medicamentos flebotónicos son usados en las etapas iniciales de la insuficiencia venosa para aliviar los síntomas y preparar al paciente para un tratamiento ulterior definitivo, así mismo durante el período de tratamiento (esclerosis, láser) el aumento del tono venoso secundario a la administración de flavonoides y flebotónicos ayuda a disminuir el diámetro de las vénulas permitiendo que el tratamiento sea más efectivo; en todos los casos el tratamiento está indicado por tiempo limitado y bajo supervisión médica.

Cuando los pacientes se someten a inyección de várices el uso de pastillas para las várices antes del procedimiento y durante los días posteriores al mismo es de gran utilidad para facilitar la acción del agente esclerosante dado que el aumento del tono venoso asociado al vasoespasmo permitirán un contacto más íntimo entre la pared de la vena y el agente esclerosante inyectado.

En los casos de cirugía el uso de flebotónicos es de ayuda durante el postoperatorio inmediato para aliviar los síntomas de pesadez y disminuir en cierta medida la aparición de hematomas, en ningún caso se justifica el uso de estos medicamentos más allá de la segunda o tercera semana postoperatoria.

Cuando de insuficiencia venosa profunda se trata los resultados de la administración no son alentadores, en estos casos el tratamiento de elección será siempre la elastocompresión dejando los flebotónicos como coadyuvantes de emergencia cuando el paciente vaya a estar bajo condiciones especiales (viajes largos, períodos prolongados de bipedestación) que obliguen a complementar el efecto de las medias de compresión graduada con alguna medida terapéutica adicional.

En resumen mientras más pequeño es el calibre de la vena enferma mejor será el efecto de los medicamentos para las várices, en cualquier caso se trata de un tratamiento que debe ser usado por un tiempo finito (no deben usarse de manera indefinida ni por tiempo prolongado), bajo la supervisión de un especialista y en general asociado a un método de resolución definitiva (escleroterapia, láser, cirugía) o terapéutica de soporte mecánico como en el caso de la elastocompresión para insuficiencia venosa profunda.

24-05-2014

Artículo Original

Ver más noticias