Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

La era de los nuevos anticoagulantes orales

Pradaxa (dabigatrán) en el tratamiento de Trombosis Venosa ProfundaLa Trombosis Venosa Profunda es una enfermedad relativamente fácil de diagnosticar y tratar sin embargo dado los riesgos inherentes a la misma (Tromboembolismo Pulmonar) y la alta tasa de recurrencias cuando no se trata adecuadamente resulta imprescindible contar con drogas que garanticen un tratamiento óptimo con la menor cantidad posible de riesgos asociados.

Hasta el presente el tratamiento inicial intrahospitalario ha sido la anticogulación parenteral para luego pasar a un régimen de anticoagulantes orales por un período de 6 meses, el problema de los anticoagulantes disponibles hasta el momento (warfarina) es el riesgo de toxicidad y la necesidad de control periódico del INR para mantener al paciente en rango de anticoagulación; por otra parte la respuesta individual de cada paciente es diferente a la warfarina por lo que es necesario hacer ajustes constantes de la dosis de acuerdo al INR.

Con la nueva generación de anticoagulantes orales (Dabigatrán, nombre comercial Pradaxa) se da un paso más allá en la terapia anticoagulante oral al disponer de un medicamento que ha demostrado ser en múltiples estudios clínicos tan eficiente como la warfarina pero sin sus riesgos; así el Dabigatrán puede usarse a dosis equivalentes en todos los pacientes sin necesidad de titular y ajustar la dosis, tampoco es necesario control del INR y a la vez el riesgo de toxicidad y hemorragia asociada al fármaco es mucho menor que con Warfarina.

La terapia anticoagulante oral ha sufrido un cambio drástico, ahora resta utilizar la nueva generación de anticoagulantes orales y mantener la farmacovigilancia a fin de mejorar aún más estas drogas que facilitan el tratamiento de los pacientes con Trombosis Venosa Profunda.

11-04-2014

Artículo Original

Ver más noticias