Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Cirugía de Várices

La cirugía de várices es un procedimiento que se realiza en aquellos casos donde la esclerosis o la esclerosis endovascular no son viables por la tortuosidad de los vasos, su calibre o su disposición; existen múltiples técnicas dependiendo del tipo y localización de las várices todas ellas probadas en el tiempo y con resultados satisfactorios en más del 90% de los pacientes; en algunas ocasiones es necesario realizar un procedimiento quirúrgico combinando varias técnicas de cirugía de várices para tratar distintos sistemas venosos enfermos.

Nuestro equipo quirúrgico está cuenta con amplia experiencia en cirugía de várices aplicando las técnicas quirúrgicas más adecuadas para cada caso, entre los procedimientos realizados con mayor frecuencia entre nuestros pacientes están::

Safenectomía:
Consiste en la ligadura de las afluentes y extracción de la Vena Safena Magna (la vena más larga delSafenectomía cuerpo) en su porción enferma, habitualmente desde la ingle hasta 2 cm por debajo de la rodilla aunque a veces es necesario extraer porciones más inferiores; la cirugía se puede realizar con anestesia conductiva (en la espalda) o anestesia general, las insiciones son a nivel del pliegue inguinal y a nivel de la rodilla aunque a veces es necesario realizar dos o más insiciones adicionales dependiendo de la tortuosidad de las venas.

El procedimiento dura entre 1 y 2 horas, los pacientes pasan una noche hospitalizados (aunque puede también realizarse ambulatorio) y toleran bastante bien el procedimiento que en algunos casos está acompañado de dolor postoperatorio moderado; la tasa de complicaciones es baja, cuando se presentan las más comunes son hematomas e infección de la herida, en casos más raros puede aparecer Trom bosis Venosa Profunda proximal (Vena Femoral).

Ejecutado por un equipo por experiencia es el procedimiento de referencia para comparar cualquier otro método de tratamiento de la Vena Safena Magna (Gold Standad)

Microflebectomía

 

Flebectomía de Muller:
Este procedimiento está indicado en las várices de mediano calibre sobre todo si está asociada insuficiencia de Safena Magna, también conocida como microflebectomía consiste en la extracción quirúrgica de los troncos varicosos mediante insiciones muy pequeñas (1 mm) a través de las cuales con una aguja especial parecida a un ganchillo (Gancho de Muller) se "pezcan" las venas enfermas para luego extraerlas.

Es un procedimiento que puede realizarse de manera ambulatoria, la recuperación es bastante rápida y presenta una tasa muy baja de complicaciones, su única desventaja es que a veces son necesarias muchas insiciones para lograr la ablación de todas las várices sin embargo por ser tan pequeñas los resultados cosméticos son bastante aceptables.

 

Ligadura Endoscópica Subfascial de Perforantes:
Es el más novedoso de los procedimientos quirúrgicos en cirugía de várices, descrito por primera vez enLigadura Endoscópica Subfascial de Venas Perforantes 1985, la técnica se ha perfeccionado y el instrumental se ha adaptado para lograr tasas de éxito del 99%, está indicada en aquellos pacientes que padecen de úlceras venosas con cambios en la piel (dermatolipoesclerosis); para su realización el equipo quirúrgico practica dos insiciones en la parte anterior y media de la pierna abordando el espacio de Linton donde se coloca el endoscopio y el material de sellado (Ligasure, Bisturí Armónico) a fin de realizar la identificación de las venas perforantes y su ligadura.

Es el procedimiento ideal ya que la recuperación es rápida, el dolor postoperatorio mínimo y permite tratar todas las venas perforantes enfermas con tan sólo dos insiciones de 12 mm cada una, como todo procedimiento tiene riesgo de complicaciones aunque este no supera el 2% de los casos, los pacientes que presentan várices con úlceras venosas se benefician de la Ligadura Endoscópica Subfacial de Venas Perforantes ya que reduce significativamente el tiempo de cicatrización de la úlcera varicosa y previene su recidiva en 95% de los pacientes operados.