Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Sigue nuestro canal YouTube  
 
 
 
 
 
 

Evidencia Científica para los Bioflavonoides Cítricos

Insuficiencia Venosa Crónica
Un ensayo doble ciego controlado por placebo de dos meses en 200 personas con :: insuficiencia venosa crónica relativamente severa, descubrió que el tratamiento con diosmina/hesperidina mejoraba significativamente los síntomas en comparación con el placebo. 34 Otro ensayo doble ciego, controlado por placebo de diosmin/hesperidina inscribió a 101 personas con insuficiencia venosa crónica, relativamente moderada.

Los resultados mostraron poca diferencia entre los dos grupos; los autores teorizaron que la diosmina/hesperidina podría ser generalmente más efectiva en insuficiencia venosa crónica severa. Un ensayo de 2 meses de doble ciego, controlado por placebo evaluó los efectos de la diosmina/hesperidina en 107 personas con úlceras varicosas no curadas, causadas por insuficiencia venosa u otras enfermedades.

Los resultados indicaron que el tratamiento mejoró de manera significativa el índice de sanidad. También un ensayo doble ciego, controlado por placebo de 67 individuos durante 3 meses valuaron el té de trigo serraceno (una buena fuente de rutina) para la insuficiencia venosa crónica.

Los resultados mostraron menos hinchazón en las piernas en el grupo de tratamiento.

 

Fragilidad Capilar
Algunas personas tienen moretones de manera particularmente fácil, debido a vasos capilares frágiles. Un estudio doble ciego controlado por placebo, de 96 personas con esta condición durante 6 semanas, descubrió que la diosmina y hesperidina redujeron los síntomas de fragilidad capilar, tales como hematomas y sangrados nasales.

Dos estudios, más bien, pobremente diseñados en los 1960s descubrieron beneficios con una combinación de vitamina C y bioflavonoides cítricos para reducir los hematomas en atletas universitarios.

 

Linfedema
La cirugía de cáncer de seno algunas veces causa hinchazón persistente del brazo (linfedema), causado por daño a los vasos linfáticos. Los bioflavonoides cítricos, también junto con otros suplementos naturales han demostrado promesa para esta enfermedad. En un estudio de 3 meses de doble ciego, 57 mujeres con linfedema recibieron, ya fuera un placebo o la terapia de combinación que consistía de los bioflavonoides cítricos modificados trimetrilhesperidina chalcona, más la hierba rica en flavonoides: rusco.

Los resultados indicaron que el uso de la combinación de bioflavonoides resultó en menor inflamación de manera significativa.

 

Fuente: Babtist Health Systems